VIDRI.COM.SV [Tienda en Línea]

El blog de Vidrí

Busqueda

×

cargando..

LA JARDINERÍA EN CLIMA TROPICAL

Un jardín tropical no tiene muchas diferencias en cuanto a su cuido en comparación con otros tipos de jardines. Las plantas aún tienen las mismas necesidades básicas; tierra saludable, agua y fertilización.

 

El riego es crucial. Considéralo como la hidratación para nosotros, con el nivel de humedad que sentimos día a día, anhelamos un vaso con agua. Lo ideal siempre es regar antes de la salida del sol y después del atardecer (si tus condiciones no permiten esto, asegurate de tener plantas que toleren poca agua). El mito es que al regar con sol, se quema la planta, pero la realidad es que el riego durante estas condiciones crea una carrera contra el tiempo entre el sol y la planta, y la planta siempre pierde por lo lento que absorbe agua. Una manera de ayudar a tu jardín a mantener la humedad es con cubresuelos; mulch, cascajo, grava, laja, hojarasca, etc.
 

Hay varios trucos que puedes aprender para que tu jardín sea un éxito:
 

Primero, siempre asegúrate que tus plantas estén en tierra saludable, con buen drenaje y rica en materia orgánica y siempre húmeda. Tierra saludable es la diferencia entre un jardín de ensueño y un jardín frustrante.
 

Ten cuidado al abonar y fumigar. Si no estás 100% seguro de lo que haces, mejor consulta con un profesional al comprar tu producto, pero la regla básica es que trates de no sobre alimentar tus plantas con nitrógeno, porque esto previene la floración. Los abonos compuestos siempre traen 3 números en la etiqueta, por ejemplo, 15-15-15, El primer número es el nivel de Nitrógeno, el segundo Fósforo y tercero Potasio. Mejor aún, quédate con abonos orgánicos, estos son menos dañinos y naturalmente vienen con los niveles perfectos de Nitrógeno, Fósforo y Potasio. (No se te olvide regar bien por 3-5 días después de aplicar abono para que éste haga efecto)
 

El podar ayuda crecer. ¿Suena contradictorio, no? Pero, la verdad es que el podar en el momento y de la manera correcta, despierta las energías de crecimiento de una planta, es como que la planta se sintiera feliz porque sabe que la estas cuidando. Acuérdate que todas tus herramientas tienen un uso específico. Si, puede ser que tu tijera pequeña de podar pueda cortar una rama gruesa, pero un corte limpio y no forzado es más sano, entonces procura utilizar tijera, serrucho, cola de zorro y motosierra cuando sea idóneo, además de todo tu equipo de seguridad como guantes, gafas y arnés.

 

Un surtidor no solo te ahorra tiempo y esfuerzo, sino, también tiene beneficios escondidos que tal vez nunca consideraste. El follaje de una planta, al final del día, también siente calor y, además se llena de polvo en esos días de mucho viento. Un surtidor enjuaga el follaje de tus plantas, bajándole la temperatura y limpiando las hojas al mismo tiempo. Con hojas limpias, la planta puede poner en marcha esa fotosíntesis más eficientemente y siente menos calor, entonces no muere de sed.

 

Recuerda que un jardín bello es para todos, entonces aprovecha las herramientas que tienes a tu disponibilidad y edúcate bien para no perder tiempo ni dinero logrando tener ese jardín de ensueño.

 

          Tel: (503)7986-4753

 

 


Categoria:

jardín


Tags:


Publicaciones relacionadas

Ultimas Publicaciones