VIDRI.COM.SV [Tienda en Línea]

El blog de Vidrí

Busqueda

×

cargando..

Paso a paso para cambiar la cerradura de una puerta

Cuando se estropea la cerradura de casa, lo primero que se viene a la cabeza es llamar a un técnico porque es muy complicado repararla o porque hay ese ligero temor a estropearla más de lo que ya está. Pues bien, cambiar una cerradura es muy fácil, rápido y sencillo. Requiere poca habilidad técnica y nada más que un destornillador para reemplazar una cerradura común. Te explicamos cómo cambiar una cerradura para que puedas hacerlo tú mismo.

 

 

 

Destornillador plano y/o de estrella

 

 

Cerradura nueva

 

 

Formón y martillo, en caso de que
haya que ampliar el hueco

 

-Retirar la cerradura estropeada o vieja-

1. Quita los tornillos que sujetan la manilla a la puerta con un destornillador plano o de estrella. Retira también el cuadradillo, que es el que activa el picaporte.  ​​​​​​

2. Retira el tornillo para retirar el cilindro que lo sujeta a la cerradura. Introduce la llave y girarla un poco para alinear la llave del cilindro. La leva es la parte giratoria del bombín que al girar la llave se mueve y acciona el resbalón, abriendo o cerrando la puerta. Eso sirve para evitar que la leva tropiece con la cerradura. 

3. Quita la cerradura una vez hayas retirado la manilla, el cuadradillo y el bombín. Para retirarla, coge el destornillador y haz palanca, ya que es más cómodo que intentar retirar la cerradura con la mano. Además, así evitas hacerte daño.

-Colocar la cerradura nueva-

Para colocar la cerradura nueva, primero hay que ver si el resbalón de la nueva cerradura está al revés. Si se da este caso, simplemente hay que introducir un destornillador en la parte de atrás y empujarlo. El resbalón sobresaldrá un poco y, a continuación, hay que girarlo para que alcance la posición correcta.  

Después, sigue estos pasos: 

1. Introduce la cerradura nueva en el mismo hueco donde estaba la cerradura vieja. En caso de que la nueva fuese de mayor dimensión que la anterior, se puede ampliar el hueco con un formón y martillo. 

2. Atornilla los tornillos que sujetan la cerradura a la puerta. 

3. Pon el cuadradillo en su correspondiente lugar. 

4. Introduce la llave para colocar el cilindro y gírala para alinear la llave. A continuación, introduce el cilindro en la puerta y atorníllalo. A veces es complicado atornillar el cilindro a la primera. No te preocupes, pues es algo normal ya que estás atornillando básicamente a ciegas.  

5. Coloca la manilla y atorníllala a la puerta. 

6. Comprueba que todo funciona perfectamente. En caso de que haya algún problema, repasa los pasos anteriores para averiguar dónde está el fallo. 

 

En Vidrí contamos con todos los materiales y productos necesarios para hacer cualquier mantenimiento o reparación. 

 


Categoria:

ideas para el hogar


Tags:


Publicaciones relacionadas

Ultimas Publicaciones